miércoles, 2 de julio de 2008

Emplear salud pública, un arma letal

Cualquier persona en su sano juicio sabe que si alguien presenta fuerte dolor de cabeza, pérdida de visión y pérdida de control sobre algunos músculos es una clara señal de que algún accidente vascular está ocurriendo.
No puede ser que un doctor de prioridad a una afección pulmonar por sobre un accidente vascular.
No puede ser que en un hospital público no puedan determinar que diablos tiene el paciente hasta que ya es demasiado tarde.
Que nadie tenga que pasar por ésto, ya que la vida de un ser querido se ve truncada por un sistema de salud deficiente, incompetente y poco profesional.

Adios Tío Mañungo.

No hay comentarios: